Sin duda la nueva edición que vivió, Rock al Parque, para celebrar su aniversario 25 fue mayúscula.

invitados como la finladesa Tarja Turunen,  Deicide de Estados Unidos, Cuerda Rota, Acidez de México, Toxic Holocaust, Sodom de Alemania, Zeta Bosio de Argentina, la española Christina Rosenvinge y la poderosa presentación de Juanes, le entregaron  al festival una gran fiesta de guitarras; por supuesto, se me quedan otras bandas nacionales y extranjeras que también ofrecieron una excelente muestra sonora en este importante evento distrital.

Pero el festival ya está adulto, se nos creció, y la escena rockera nacional y local necesitan oxigeno, necesitan nueva energía, necesitan nuevas descargas. El instituto distrital de las artes, quien desarrolla este evento cultural, tiene el desafío de brindarle a la capital del país y al concierto gratuito más importante de Latinoamérica, un espectáculo de mayor calado.

Los seguidores del rock necesitan ver en el escenario del Simón Bolívar, agrupaciones que mandan en los tops mundiales, ya le rendimos tributo a todos los que han creído en Rock al Parque, hay que pasar la página, hay que invertir en sonido, infraestructura, involucrar más a la empresa privada, y tener un show digno para el 2020.

El programador artístico de rock al parque, Chucky García, tiene el gran reto de brindarle no solo a Bogotá sino a Latinoamérica un concierto homenaje a los seguidores y amantes de este festival.

Hay que invertir y empezar a pensar en grande, los fanáticos del rock quieren ver a Slayer, Metallica, Guns and Roses, Anthrax, (etc). Hay que cumplir los sueños de los amantes de la batería,  hay que pensar en Latinoamérica, hay que pensar en Rock al Parque.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre