Hoy la diva del Bronx celebra sus 50 años, y tiene mucho porque festejar en este medio siglo de vida; Jennifer Lopez, no es solo una cantante, una actriz, una excelente bailarina y una amorosa madre, es también un ejemplo de un sueño hecho realidad, que empezó el 24 de julio de 1969, en un barrio humilde neoyorquino.
Desde pequeña siempre soñó con convertirse en artista y a los cinco años comenzó a tomar clases de danza y canto. Hoy es la estrella latina con mayor influencia en los Estados Unidos, y una de las cantantes femeninas mejor remuneradas, según la revista Forbes.

Sus inicios estuvieron marcados por intentos desesperados en surgir como artista, empezó con pequeños papeles en producciones teatrales, series televisivas, trabajando en coros o como bailarina del grupo que actuaba con New Kids on the Block; pero fue hasta 1997, cuando Jennifer Lopez llego a la pantalla grande, donde interpretó a la fallecida artista Selena, esto le trajo una nominación a un Globo de Oro y a convertirse en la primera actriz latina en ganar un millón de dólares.

La actuación no era suficiente para Lopez, quería ser artista y a principios del año 2000 decidió dar un salto a la música, en ese entonces deslumbró a toda la industria cuando al ritmo del pop, bailó y dejo al descubierto su cintura, sus canciones se convirtieron rápidamente en las número uno en todo el mundo.

Pero si hay una canción que ha marcado un antes y un después en su carrera fue “Jenny From the Block”, a partir de aquí esta joven del Bronx dejó de ser conocida para el público como Jennifer Lopez, para pasar a ser Jenny From the Block o también JLO.

Sus records no solo han contribuido a la industria musical, sino también al crecimiento del papel de la mujer como artista; cabe destacar, que JLO fue la primera artista en alcanzar 500 millones de  reproducciones en la historia de Youtube con la canción “On The Floor”, junto a Pitbull.

Su cuerpo siempre ha dado de que hablar en los medios, en sus seguidores y hasta detractores, y por ello a sus 44 años quiso mostrar sus glúteos en su videoclip “Booty”, allí con un ritmo muy sensual dio a entender que a pesar de los años sus curvas seguían siendo tan glorificadas como en un principio.

Convertida ya en una artista polifacética, dio el salto a la moda, creo su propia marca con piezas deportivas, cosméticos y fragancias. Este año recibió el premio Fashion Icon en los Fashion Awards, galardón que la reconoce oficialmente como un icono de moda.

Su vida sentimental no ha sido tan estable como su faceta artística. Su mediática relación con el actor Ben Affleck se rompió días antes de su boda. Pero llegó a pasar por el altar con el cantante Marc Anthony en 2004, padre de sus hijos mellizos Max y Emme, un matrimonio que duró siete años.

El coreógrafo Casper Smart fue el dueño de su corazón hasta 2016, para luego encontrar el amor con el atractivo exjugador de béisbol Alex Rodríguez, conocido también por sus romances con las actrices Cameron Díaz y Kate Hudson; después de tres matrimonios fracasados, Lopez sueña con volver a pasar por el altar tras comprometerse con el deportista, puede ser que en esta ocasión la buena suerte la acompañe y la cuarta sea la vencida, consiguiendo por fin su idílico final feliz.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre