Todavía se escuchan las voces de las candidatas que quedaron inconformes con la elección de la santandereana Adriana Rugeles como reina de los bogotanos. A continuación les contamos los motivos que las llevaron a enfrentarse después de la gala de coronación.

Un día antes de la elección y coronación de la nueva Señorita Bogotá, Adriana Rugeles, reinaron la tensión y las rencillas entre las candidatas que aspiraban a la corona capitalina. Algo no funcionaba. Sofía Karpf Russi, de 1.64 de estatura, presentó su renuncia intempestiva, argumentando que el reinado chocaba con sus intereses de bailarina y que la competencia en nada enriquecía la visión crítica de la sociedad que había adquirido gracias a su formación humanística. La joven, que se fue tras desafiar los estatutos del certamen colombiano que no permite la participación de mujeres que miden menos de 1.65, dejó un avispero armado, reveló una fuente consultada por Entre Estrellas. “Desde antes las niñas sabían que iba a pasar”, insinuó María José Vargas, la virreina del concurso local, en medio de las lágrimas que refrendaron su inconformismo con el fallo. Cuando se conoció los nombre de las finalistas, por ejemplo, las candidatas desbancadas se mezclaron con el público y se unieron a favor de María José, la más inconforme de todas.

“Se sabía que Adriana iba a ganar, lo sabíamos por intuición. Alrededor de ella hay un equipo muy grande. Ella es bonita, pero María José demostró en todo momento ser una reina y bogotana única”, afirmó la candidata Adriana González, convertida en una especie de líder de oposición por los resultados que entregaron los jueces Santiago Giraldo, Alejandro Rada, la actriz Isabel Cristina Estrada y el preparador de reinas Javier Murillo. “Me gusta Adriana, pero me hubiera gustado que ganara Majo”, puntualizó otra de las competidoras, la exótica Valentina Rincón.


“Fue una decisión del jurado. Nos propusimos buscar a una joven que representara el espíritu bogotano. La ganadora es una reina completa. El tiempo demostrará que nuestro fallo fue acertado”, explicó el periodista Santiago Giraldo.
Entre tantos desencuentros, propios de una contienda electoral, Adriana Rugeles comenzó su preparación rumbo al Miss Colombia. La vida le brindó la oportunidad de desenmascarar a las compañeras del concurso. La armonía que se entronizó en la víspera de la coronación fue puro cuento.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre