El artista de novela dijo que los gay no están bien ante los ojos de Dios. La polémica se¡ encuentra a la orden del día.

España envió una reina transgénero a Miss Universo. El actor Mauro Urquijo le dio el sí a una modelo que hizo transición de hombre a mujer. La constitución colombiana aprobó el matrimonio igualitario y la adopción ente personas del mismo sexo. Un candidato demócrata gay espera dañarle la segunda aspiración presidencial a Donald Trump. El mundo pareciera que salió del clóset. Sólo que el actor Andrés Toro no se dio cuenta.


El artista, conocido por sus papeles en ‘Sin tetas no hay paraiso’ y ‘La baby sister’ se despachó contra la comunidad LGBTI amparado en su creencia cristiana, pero no cualquiera, si no la más duras que se conocen en Bogotá. Lo hizo en el programa ‘Se dice de mí’, que conduce y dirige Diva Jessurum’ en el Canal Caracol. “Cuando un cristiano dice que el homosexualismo no está bien, es porque Dios dice que no está bien”, aseguró el artista. “Es un pecado que es igual a robar, fornicar, codiciar… lo que tú quieres. La cultura no quiere d¡redimir ese pecado”, increpó Toro, conocido por sus papeles de hombres fuertes e involucrados al narcotráfico. Los señalamientos entraron en un contrapunteo entre el galán y las minorías . El dia cde las cdeclaraciones, cuando la audiencia pensaba que su discurso tomaría un mensaje más incluyente , el actor acabó de desenfundar un comentario más fuerte y quizá el más doloroso de todos , seg`ún el activista gay Jairo Luis González. Toro lo hizo bajo el amparo de los ojos de Dios y la lecturas testamentales: “yo no voy a matar a nadie porque sea gay, no lo odio por ser gay, pero no le voy a decir que lo qué haces está bien”. Peor supuesto, la estrella de televisión nacional pertenece a una de las olas más orotodoxas de cristianismo, que en una especie de conector con otras iglesias cada tiempo ensilan El Caballito de batalla contra relaciones homoparenteles y en contante plan de señalar a las personas que se han hecho la reasignación de sexo.

El homosexualismo, según él, va contra de la naturaleza y asume como expresión de una personalidad desviada que podrá corregirse con La Biblia.Nunca antes un actor como Toro había descalificado a los gay. Pareciera extraño, en un país de colmos como Colombia, que desde las novela ‘El Divo’ había mostrado la temática gay, aunque un poco estereotipada, que tuvo fin mostrar su aire open mind y salió del armario. Toro se ganó menos seguidores gracias a señalamientos y por la influencia del pastor que lo volvió excluyente

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre