la cuenta oficial de Twitter del cantante, productor y compositor español Camilo Sesto, fue la encargada de informar sobre la muerte de este gran artista a sus 72 años.

Eduardo Guervós, representante de Camilo afirmo que la causa del fallecimiento habría sido una falla renal, motivo por el cual había sido hospitalizado en Madrid un día antes de este hecho; Cabe resaltar que el año pasado, el intérprete de baladas, también había sido internado en un centro médico por cuentas de estas complicaciones renales, enfermedad que según el representante tenía muy deteriorada la salud del artista.

Su primer éxito llegó en 1970 cuando publicó el álbum “Algo de mí”, que se convirtió inmediatamente en número uno. Su gran capacidad creativa se reflejó durante la década de los setenta, donde grabó sus mejores canciones, algunas suyas y otras de Juan Carlos Calderón, como “¿Quieres ser mi amante?” o “El amor de mi vida”, uno de los sencillos más vendidos en España durante esa década.

En 1975 protagonizó la ópera rock Jesucristo Superstar junto a la cantante dominicana Ángela Carrasco, y luego en los ochenta, se dedicó a conquistar el continente americano, primero en los países de habla hispana y después en Estados Unidos, donde llego a cantar frente a 45.000 espectadores en el Madison Square Garden de Nueva York.

Dotado de una voz aguda y una perfecta dicción, sus canciones tratan temas de amor y de desamor, pero también de felicidad y alegría; este maestro de la interpretación, vivía sus composiciones intensamente con tonos desolados, pero también llenos de esperanza.

Aunque se retiró de los escenarios en 2010, en noviembre de 2018 presentó en Madrid su último trabajo, “Camilo Sinfónico”, grabado con la orquesta de Radio Televisión Española.

Este popular artista español, con 40 discos publicados, medio centenar de números uno en distintos países y más de 100 millones de copias vendidas, llego a realizar importantes colaboraciones con cantantes femeninas como Ángela Carrasco, Lani Hall, Alaska, Isabel Patton, Rocío Dúrcal  y Marta Sánchez.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre