el género del reggaetón no es solo uno de los más escuchados, sino también uno de los más criticados; sus letras sin contenido y sus exponentes que denigran a la mujer en sus canciones, son dos de los factores más comunes, algo que ha puesto la integridad de muchos cantantes en tela de juicio.

Drogas, armas y asesinatos, son tres de las cosas más comunes que encontramos en las biografías de muchos cantantes urbanos, y por ello, haremos un resumen de los malos momentos que han pasado algunos de estos personajes.

Comenzamos con uno de los más antiguos y respetados exponentes, se trata de Tempo, quien pasó 11 años en la cárcel; el 10 de octubre de 2002 fue llevado a prisión por tráfico de drogas y posesión ilegal de armas, además era sospechoso de asesinato, secuestro y robo. Durante el juicio, el único delito que logró comprobarse fue el de tráfico de drogas.

Inicialmente fue condenado a 24 años de prisión, sin embargo, tiempo después se lo redujeron a 11 años. El 9 de octubre de 2013, Tempo cumplió su condena y regresó con su público, que no dejó de apoyarlo durante este tiempo.

Don omar es otro de los artistas implicado en algunos delitos, en 2014 fue capturado por porte ilegal de armas mientras consumía marihuana frente a la casa de su madre; luego en 2006, durante un operativo antidrogas al narcotraficante Alex Trujillo, fue incautado un automóvil que estaba a nombre del Rey del reggaetón.

El 12 de febrero de 2016, Bryant Myers con tan sólo 19 años viajaba por Puerto Rico en una camioneta junto a su manager y sus coristas, la policía los detuvo por una infracción de tránsito, sin embargo, cuando inspeccionaron el vehículo, hallaron un arma de fuego, 40 municiones y 931.00 dólares en efectivo. En el momento de la detención, él y otro de los ocupantes del auto eran menores de edad, ambos estuvieron retenidos en una reclusión para menores.

Durante la madrugada del 3 de marzo de 2010, el cantante Baby Rasta, luego de estar grabando su próximo éxito “Lalala”, fue baleado en una calle en Carolina, Puerto Rico. Varios hombres con rifles Ak-47 abrieron fuego al carro donde se trasladaba, en medio de la balacera más de 100 cartuchos se dispararon.

Baby Rasta recibió tres impactos en el abdomen, brazo y muslo derecho, sus otros acompañantes también salieron heridos. Años atrás, el artista fue vinculado con el productor de reggaetón y narcotraficante puertorriqueño Mario Montañez Gómez,  quién era el dueño de Eme Music, donde había producido varias canciones.

En 2012, Jowell Y Randy, Ñejo y Dalmata , Arcángel y De la Guetto, fueron contratados para la boda de Fritanga, un capo colombiano que fue capturado esa misma noche. Ante este hecho reaccionaron no solo seguidores de los artistas, también diversos medios de comunicación que vincularon a los cantantes con el mafioso; por su parte, Randy respondió a los señalamientos diciendo lo siguiente: “nadie está exento a esto. Ha ocurrido en todos los géneros, pero como el reggaetón está de moda, pues somos más vulnerables, somos los más contratados”.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre